lunes, 26 de diciembre de 2016




El mundo está en mí
No al revés
Lo único que crece es mi pelo
Vive la forastera
y ha puesto el cuchillo
en el centro de las decisiones
juego que pide ser olvidado
Las palabras me dan forma
no al revés
Siempre me sangró la boca de ellas
di a beber
y así tomé de otros, las suyas
La noche comienza conmigo
No al revés
He quedado vacía
olvidé lo que me pertenece.

de El bosque de las mujeres amadas (inédito)



1 comentario:

Leo Mercado dijo...

Bellísima poesía la tuya.