domingo, 1 de octubre de 2017

El bosque de las mujeres amadas.





En la entrada
dos palomas
no hay aire entre los cuerpos
Cualquier ave solitaria
no aguantaría un segundo


Mujeres, única fauna
Hombres, aquellos que no ven
su pene
hasta ese punto del amor
han llegado
Ellas pierden la forma
veloces de nacimiento
Ceden
al tornado de la estación más dura
la primavera

Con el poder intacto
la risa
ahoga
lo que no dicen
En la fiesta
en el dolor
cedí ante un hombre dormido
ante el hogar ineludible
Así es él
nada comprende
e invita a una casa
y la puerta sos vos
el enemigo
la luz sos vos
Promete un náufrago y llega
pero se va
La neblina de los sentidos
cabalga sobre nuestro lomo

Se evapora la embriaguez
y se abandona el bosque
Respiramos largo
con la sensación injusta
de haber trabajado
y no haber sabido para quien
Lo confunden con el jardín de las Delicias
nada más alejado
Nos adentramos en la espesura
sin preguntar
eso sí
capaces de la erupción
dolorosa de lo que nace

Aquí solo hay
deseo de repetir
de ahí
los hijos
Aquí
nadie piensa
reventar
se revienta
de hijos
la falla común
Madres
hay en todos lados
El bosque duda
igual
no deja de procurarlos
El semen
podría ser
caudal de fetos minúsculos
polvo dorado
brillo celeste
pero no
El molde decide
color de la pureza
o debilidad
hasta se nombran iguales
leche de mamá
leche de papá

Vuelvan a ponerse los ojos
La vida está fuera
El doble salió del cuerpo
y hablamos varias lenguas
meamos el suelo
Nuestra canción es poderosa y eterna
Sabemos lo que hay que saber
Vuelvan a ponerse los oídos
no importan otros asuntos
aunque dé risa
diabla risa
un hallazgo tan inverosímil

Hay que huir
Incendiar el bosque


El vino
calmaría la sed                    
el cuerpo sería más dios
el hombre menos hombre
el sufrimiento salvación
vino
dios e idea


Hermanas mías
el intercambio es siniestro
aquí no se come
El cuerpo
calza en un puño
tesoro para el buscador
célula del padre
No hay dirección
¡Somos amadas!
Afuera
la libertad irrisoria
nos vuelve sensatas

La escuela
del bosque alucinatorio
experimenta la palabra que conduce
a los amores
a los asesinatos
Odiamos de igual forma
Se nos ha dado el poder y no la gloria
El demonio de lo múltiple
Vida que sale de las entrañas de la muerte
Fragor cósmico
y tenemos prohibido el salto
por eso
bailamos en la cornisa
¡Ey! Bravía
dónde quedó tu poderío
Somos cántaro
la fuente, delirio
Las visiones no se rompen
se actualizan
hijas por siempre
nos ponemos en duda
El otro
reverbera como si
fuera lo único
lo precioso
y somos culpables
de tener más agua en el cuerpo

Afuera
buscamos placer con elegancia
golpeamos dos piedras
el fuego nos resulta fácil

Nos acaba dentro
el bosque
y la felicidad es el vértigo
de la unión
con otro magnificado
bosque al fin
Su amor obsequia raíces
provoca la inundación
que nos dejará en suspenso
agotadas de completud ilusoria
Él espera
sin ojos
y el deseo en la punta de la lengua
bastará para enfermarnos

Las telarañas
una señal de la sombra
que cubre a la palabra
que nos da consistencia
exhibe la claridad de lo que no es
Videntes a pesar de todo

El grito de guerra
es grito de orgasmo
El bosque predice la deformidad
el sueño de la amazona
paraíso de lucha sostenido por la fe
en algo más poderoso que nuestra fatalidad
Arrastramos el yo
mascota infiel que le salta a varios dueños
y en la floración
ellos nos arrastran hasta que pase el invierno
Plumas
falso oro en las extremidades
ofrenda inútil
de lo contrario
no habría explicación para un error
que se concibe divino

El corazón es de la noche
y oscuro, eso que pensás

El mundo está en mí
No al revés
Lo único que crece
es mi pelo
Vive la forastera
y ha puesto el cuchillo
en el centro de las decisiones
Las palabras me dan forma
no al revés
Siempre me sangró la boca de ellas
di a beber
y así tomé de otros, las suyas
La noche comienza conmigo
No al revés
He quedado vacía
olvidé lo que me pertenece

Ya no es karma
Es maldición
y el corazón tiene dientes

-La tierra es para los fuertes-
dicen los portadores de cabeza
donde el sufrimiento
es avalancha delicada
Nos secuestran hacia la luz
Que nadie diga que el ciego no es feliz
Lo que hago es parirme de nuevo
Nadie me limpia
la sangre
nadie me cree


He salido del bosque, le expliqué
Y tuve que matarlo.


domingo, 5 de marzo de 2017

El amor no es libre
Si lo fuera sería más sencillo
de un solo color, de sola materia
para no confundirse con otros destellos
No sería el péndulo contradictorio
ni la cosa deforme que te golpea
El amor no es libre
ni podrá serlo nunca
Es fantasía en boca de los que anhelan
no ser heridos, abandonados
Quieren convencerse a todo discurso
de la capacidad de soltar lo impensado
El amor es el esclavo más abyecto que inventamos
para tener algún propósito que valga la pena.




domingo, 8 de mayo de 2016

Se me ocurrió escuchar a Frenkel
luego de la mujer inquietante
nacida en el 41
Estuvo algunas horas
de telón
escenografía sexy
algo contenida
El vino se hizo verborragia en mí
Y vos
poderoso, cruel, de esa forma extraña
decís: hay un solo motivo que me retiene
Me besás y sonreímos
Frenkel nos respalda y bendice
Creo que te estoy soñando
creo que ya estuve aquí
Oigo los ecos del tiempo

Y fui yo, la misma
quien se largaba de un avión 
con el orgullo bordado de lentejuelas
ante un posible acto de soberbia
de alguien que desea tener
y lo consigue
y no sabe muy bien qué hacer
No
no hubo ni habrá tal verbo
es algo que se parece
al dibujo del fuego
Las coincidencias no van a salvarme
pero sigo
Ya estuve en la ambigüedad
en la sospecha
en los desplazamientos del amor

Ahora es esto
que se mueve en el aire
en la edad solitaria
y he decidido tomarlo
Entrar en el juego
herida aún de abandono
Lo que tengo en mis manos es puro acto
Cada vez somos menos
los que nos adentramos en el bosque
No se trata de intuición, de coraje
Es un saber
y nos distraemos
con el sonido del relámpago y su luz

Fue raro, amistoso
decís
Otra vez el miedo, pienso
Y no te lo digo, claro, para qué.








miércoles, 30 de marzo de 2016

Me gusta sentarme en el bar de la Ayacucho
a tomar café y ver pasar gente
charlo con el dueño
hablo con los vendedores ambulantes
le  pregunto sobre sus vidas
y cuando ya no hay nada que me distraiga
y vuelvo a la tristeza
miro el cartel luminoso de la esquina
que dice Se puede. Ahora sí se puede
Municipalidad de Córdoba.

jueves, 17 de marzo de 2016


Creer: el otro nunca encaja 
es fácil, es cómodo
darle vueltas al asunto
exponerlo
Lo difícil es ganarse la guerra
acompañado, en solitario
Lo difícil es vaciarse y que nada te perturbe.

sábado, 19 de septiembre de 2015

jueves, 4 de junio de 2015

Mi nuevo hijo Uruguayo. "La culpa es del sueño" Editorial Yaugurú.




He parido un ternero
pequeño y rosado
y me lo han robado para matarlo
He dado a luz en la calle
luego de pujar por horas
Gente que pasa mira con asco
un hombre se acerca
y dice: rápido, corten el cordón
La placenta se desliza
como otro animal           
Una mujer lo carga
pido que me lo devuelva
Vivirá, contesta y le creo
En el asfalto, sola y vacía
me veo correr junto a él
en un prado de margaritas.




Estoy enojada
Papá no me deja salir de casa
Mamá guarda silencio
está de acuerdo
Cierra la puerta con llave
A tu habitación, dice él
Tengo cuarenta años, grito
Siento la ofuscación en el cuello.






Una vez tuve dos penes
Sufrí porque soy mujer y no los quería
No tenía idea de cómo habían crecido
en cuánto tiempo
Al costado de mi vagina
colgaban como chorizos
Me tranquilicé, sabía que podía operarlos
Freud se equivocó. No nos falta nada.