jueves, 20 de noviembre de 2014

El cielo es para los ángeles. Reedición por Borde Perdido Editora.





La chica que odia a las palomas las apedrea con el mismo maíz que alimenta a otros.



lunes, 10 de noviembre de 2014

El cielo es para los ángeles.



El cielo es para los ángeles

Novela de Mariela Laudecina
Ilustraciones: Cuqui

Borde Perdido Editora.

Presentación: Miércoles 19 de noviembre. 19.30 hs. Casona Municipal.


sábado, 13 de septiembre de 2014

Feliz por las reediciones



Reedición de "Ciruelas" (poesía -2007)


Candor. Lidiar con la bombachita por un rato me
ponía irreflexiva hasta obligarlo a desplegar las
alas y vapulear lo divino. Esa imagen permaneció
en la boca del hombre que miraba desde
abajo.

Erudición. Ahora que leés; sugiero que te pegues
a mi espalda, con el libro en una mano y con
la otra empezá a bajarte el cierre del pantalón.
Las disociaciones me inspiran. Pero cuidado, no
te desconcentres.


 Malas lenguas. Si me decís que soy una cereza,
un plato de ravioles, porción irresistible de pastafrola,
y hasta un trago de licor de chocolate
¿por qué no me probás arriba de la mesa? Dice
mi abuela, que en la cama no se come.


No me beses todavía. La respiración es el fuego.
Tengo deseos de ser aire.


Finitud. El sol me calienta la nuca, el reflejo de
un rayo en el papel hace que el comando superior
se equivoque. Stop. Me gusta la vida detenida.


Abreviatura. Cuando comprendas que puede ser
tu último día en la tierra, pasá por mi casa. Antes,
no vale la pena.


Baile. En el país del viento, el inestable es rey.



Reedición de "Tomo las decisiones con los pies"


Tomo las decisiones con los pies
El color de la nieve es según el lugar
aunque parezca raro
Todo músculo es música
por eso bailo
Me hace triste la fisiología.

.................................................

Hablar de lo que sea, es un lujo
Despilfarro a veces
Inmóvil, hablo del hacer
El pasado y el futuro
están construidos con palabras
El presente es mudo.

..................................................

La enredadera de flores fucsias
crece hasta la pérgola de madera
Son así:                (he dejado el espacio para dibujarlas)
El viento hace lo suyo
la vereda se llena de flores
y algunas ruedan hasta el salón
Por mí
que entren miles
y armen una alfombra
Me tiraría sobre ella
a leer a Roberto Juarroz.

..................................................

Me pongo el vestido nuevo
porque lo que se toca
o se mira por primera vez
da escalofríos
cosquillas en la panza
Como el amor o aquello que se le parece
El estreno
más allá de los órganos, de la piel
interrumpe
Será mejor no verte otra vez.


Se consiguen en Rubén Libros. Deán Funes 163. Local 1. Pasaje Santa Catalina. Córdoba Capital.  
El Espejo. Deán Funes 163. Pasaje Sta Catalina. Cba.

viernes, 29 de agosto de 2014

http://www.lavoz.com.ar/ciudad-equis/seis-miradas-locales-sobre-cortazar


Sueños de memoria

Mariela Laudecina (escritora).

A los diecinueve, un amigo me prestó Historia de Cronopios y de famas. Fascinada, empecé a comprarme o a pedir prestado libros de Cortázar. Le siguieron Bestiario, Todos los fuegos el fuego,
Salvo el crepúsculo, Vuelta al día en ochenta mundos y Último Round; estos últimos, ediciones de los años 70, que eran del padre de mi amigo. En el transcurrir de las lecturas del resto de la obra, la revista La Maga sacó un número especial sobre mi escritor favorito (prácticamente era el único a quien leía) y aparecía en tamaño póster la famosa foto con el pucho en la boca que le hizo Sara Facio. Pegué la hoja en una madera y colgué a Julio en la pared enfrente de mi cama. Entonces sucedió la magia: casi todas las noches soñaba con mi amado escritor.  Me lo encontraba por la calle, me mostraba mapas, lo seguía por escaleras siniestras y otros que no recuerdo. Pero hubo uno muy vívido que me impactó, incluso lo escribí: Soñé que Julio Cortázar entraba por la ventana de mi habitación. Sus piernas eran kilométricas; casi un gigante. Hombre voluble y complicado, podría haber tocado la puerta.


Homenaje a Julio Cortázar.


El domingo 31 de agosto en el bar "Los siete locos" a las 22hs, leeré poemas de Salvo el crepúsculo y textos de Último Round junto a Santiago Pfleiderer y Juan Francisco Uriarte.