miércoles, 7 de noviembre de 2012



Bailo en medio del living
con mi remera preferida
y el pelo más rubio
Festejo con sidra
Al final de la noche
tirada de espaldas
en el patio
miro las estrellas
Hay viento
y lo llamo
no por su nombre
sino
con un silbido afinado
en idioma ventisquero
Le pido
que me limpie de palabras
de pensamientos
y los órganos al respirar
Se luce
Acorde va, azote viene
Y a favor, siempre a favor
Yo
agradecida.


10 comentarios:

Noelia Palma dijo...

Bueno, ves? me encanta. Es de una sencilla perfección, o como quieras decirle.
Me gusta, y me gusta mucho. Punto.

Darío dijo...

Y acorde va y azote vien, no deje de bailar...

Mariela Laudecina dijo...

Gracias Noe! Sos extremadamente sincera, por eso me caes tan bien. abrazo.

Mariela Laudecina dijo...

Darío, vos sabés que he dejado de bailar..., literalmente. Tengo que retomar, ya me duele el cuerpo. abrazo y gracias.

Leo Mercado dijo...

Cómo es tu remera preferida?
Cómo es llamar a alguien con un silbido afinado en idioma ventisquero?
Cómo uno puede limpiarte de palabras?

Mariela Laudecina dijo...

-Una remera negra de mangas tres cuartos que tiene una estampa de la silueta de Jimmy Hendrix, tocando la guitarra en color rosa.
-El silbido se tiene que escuchar,se puede describir hasta donde fui capaz. Algún día te enseño el idioma ventisquero.
-Solo el viento puede limpiarme de palabras que se opacan con el tiempo, o se llenan de otros significados porque se apilan en lugares que no deberían estar, o ya no brillan de inocencia como en un principio como cuando recién las incorporamos... pero solo él puede hacerlo. Es un amigo generoso y poderoso.
Gracias por volver.



Hombre de Neanderthal dijo...

El vientito que parece medicinal, ja! como un abrazo, lo que nos lleva a seguir festejando, siempre.

Mariela Laudecina dijo...

Tal cual HdeN, el viento es un compañero, además de medicinal. Festejemos por eso!!!!!
Gracias por pasar.

Jorge Ampuero dijo...

Azoto el cuerpo de tus versos hasta verte danzar.

Besos ;-)

Mariela Laudecina dijo...

Qué hermoso comentario Jorge!!!!
abrazo enorme.