lunes, 28 de octubre de 2013



El dolor no permite
soltar los pases alquímicos
que dejaste en mí
He guardado tu foto
los poemas tamizados de la luz
los libros de francés
y camino rápido por los lugares
dónde solíamos charlar
No menciono a Spinoza
Ni digo “loco profundo”
“alubicas”
“todo el mundo es bueno”
“pelma”
Tendré que dormir sin
las buenas noches de sourir Naná
Fuiste el sabio
que curó mis heridas
reforzó la excentricidad de mis pensamientos
Me ofreció impecabilidad envidiable
Te llevaste mi amor
y lo desperdigaste en el aire
desde algún puente en Marruecos
por eso este vacío de saco roto
que no recibirá puntada de ningún hilo
No deseo que me lo devuelvas
aunque la angustia se instale en mi estómago
y pase años haciéndome daño
No deseo que me lo devuelvas
es tuyo
Sin vos ese amor carece de cuerpo
no tiene sentido
Ya no soy la misma, ni quiero serlo.

7 comentarios:

Bawden dijo...

Lindo niñita, la verdad. Es como oírlo de nuevo. Para todos los capullos, me iba a prologar la Centuria Vulgata

Mariela Laudecina dijo...

Estas perdidas te hacen pensar en todo lo que uno tiene pendiente con la gente y que la muerte camina junto a nosotros todo el puto tiempo. Abrazo.

Vera Eikon dijo...

Es duro esto. Un abrazo enorme Mariela...

Darío dijo...

Quién vuelve completo al regreso de un amor?

Leo Mercado dijo...

Un poema que es, según lo veo yo, reconfortante. Siento que no hay deudas, pendientes. Que hay cosas que pasan y que no se pueden evitar, nada más. Que Cada uno hace lo que puede. Y que el poema es un homenaje hermoso.
Besos.

Mariela Laudecina dijo...

Si Leo, tal cual, no tuvimos deudas pendientes. Le dije todo lo que tenía por decirle y ofrecerle con todo el amor. Y él para conmigo, igual. abrazo.

Mª Cruz dijo...

Por favor me podéis decir si le ha pasado algo a Jevier. Soy una amiga de San sebastián y por los poemas y los comentarios que leo parece que Javier ha fallecido. Hacedme el favor de contestar, nos conocíamos hace más de 30 años, fue mi profesor necesito saber qué pasa. Gracias.