sábado, 7 de julio de 2012



I

Parada en un puente existe la suerte y elijo mi destino. 
Un puente es la octava maravilla. Se autocreó. 
Nosotros lo tomamos y lo hicimos material, conector y poderoso. 

II

Un puente une, separa, mata, da oportunidades.

III

Los puentes colgantes dan miedo como las decisiones que se piensan demasiado.

IV

En los puentes suceden historias de amor y también los suicidios. Lo extremos se potencian.

V

En un puente se espera a alguien del otro lado, inexorablemente.

VI

Se vive debajo de los puentes, se abandona a los animales, se abandona a los bebés. Se esconde la basura.

VII

Los hay giratorios para confundir. Por un lado, tierra.  Por otro, agua. Algunos creen que se llega a buen puerto. Sobre todo, los que saben nadar y caminar. De los aéreos nadie habla porque son un desafío.

VIII

Los puentes son hilos que nos dirigen hacia el origen, son la fuerza de lo invisible. La evolución.

IX 


Todos tenemos nuestro puente; uno solo. Al final, no hay nada.

9 comentarios:

Leo Mercado dijo...

Un puente es la suspensión de un cuerpo en el aire; es el ejercicio de cerrar los ojos, a mitad de todo (del espacio, la vida, el tiempo).
Ergo: un puente es, definitivamente, una mujer de cabello alado.

PD: Me estoy volviendo adicto (no sé si eso es bueno o malo).

Mariela Laudecina dijo...

Puedo poner "un puente es definitivamente, una mujer de cabello alado" o bien "es el ejercicio de cerrrar los ojos. a mitad de todo" como cita en esta serie? Me encantan.

PD. No es ni bueno ni malo, si lo hacés con alegría. Un concepto spinoziano. Un amigo está dando un seminario en casa sobre el libro III de la Ética de Spinoza. Del cuerpo y los afectos. Es vaporoso lo que plantea pero maravilloso a la vez. No te recomiendo que lo leas como primera lectura, porque es muy dificil, pero si a lo mejor alguna introducción a su pensamiento.

Leo Mercado dijo...

Sí, poné la cita en la serie: para mí, un honor.

PD: (Jajajajajaja). Por deformación académica, Spinoza no sería, ni mucho menos, una primera lectura, mi estimada...

Mariela Laudecina dijo...

Ups! Disculpe Ud entonces. Quizá debería haber preguntado.

Darío dijo...

No hay luz al final de puente. Me gustan sus disquisiciones puentinas...

Leo Mercado dijo...

Lo que quise decir, mi querida, es que sería mi última. Jajajaja.

Mariela Laudecina dijo...

Dari, espero más poemas en tu blog.
Gracias por pasar.

ohma dijo...

Es curioso, las dos hemos escogido la misma foto para una entrada.
jajaja.
Si quieres puedes comprobarlo en mi entrada " Sospechas ".
Saludos

La Mary de Alberdi dijo...

Mariela, todo una belleza. Espero comprarte el último libro personalmente pronto.