domingo, 1 de julio de 2012

SUEÑO DE DOMINGO




En su casa paterna
ahora, lujoso estudio de agrimensura
él, en silencio me ha llevado a recorrer 
las habitaciones, con tableros de dibujo
y sillones detrás 
El living con cuadros que pintó su padre
y el patio con jardín
Supuse que pretendió, quizás
que reconociera algo de lo que fue su hogar
Luego nos tiramos de espaldas 
en el piso, frente al balcón
-Es lo único que conservé de la vieja casa
y algunas paredes, me dijo
Lo abracé y cerré los ojos 
-Acá fue nuestra primera vez, volvió a hablar
y de pronto estábamos en la casa de Chacras de Coria
en pleno invierno, bajo las sábanas
Sonó un teléfono 
y aparecimos otra vez en el estudio 
Era su mujer
y fue cuando recordé que había tenido hijos
pero no conmigo
que vivía en otra ciudad 
amaba a otro hombre y tenía dos gatos
que él fue mi primer amor
que alguna vez me arrepentí de haberlo dejado 
y por eso, simplemente por eso, volví a visitarlo. 

13 comentarios:

EMMAGUNST dijo...

un viaje en el tiempo y el espacio, un viaje a los recuerdos, un viaje a lo que fue o pudo haber sido...siempre me pregunto (y hago conjeturas) sobre qué hubiese sido de mí si hubiese tomado otras decisiones...sólo sé que de nada sirve volver a recoger una piedra con la que tropezamos...

Hermoso Mariela!!!

Mariela Laudecina dijo...

Miriam, se entiende que es un sueño? Me entró la duda ahora que leo tu comentario.
Gracias por tus palabras.
un abrazo.

Darío dijo...

Me hace acordar a algo de Borges, ese transcurrir en el sueño, esa capacidad de estar en diferentes planos, en diferentes ámbitos. Hermoso.

Mariela Laudecina dijo...

Gracias por pasar Dario, veo que se entiende lo del sueño. beso.

Laura García del Castaño dijo...

Hermoso poema...

Leo Mercado dijo...

¿Por qué ciertas cosas permanecen?

Mariela Laudecina dijo...

Hay algunas personas que se aferran al pasado, o a momentos del pasado, en ocasiones, no creo que sea lo mejor. abrazos Leo.

Leo Mercado dijo...

Yo tampoco creo que sea lo mejor, pero, ¿cómo se hace para no hacerlo?

Jorge Curinao dijo...

Nunca supieron que era la última noche. Por eso se desvistieron como en las demás. Nunca es minuto fraguado por el tiempo.

Mariela Laudecina dijo...

Gracias por pasar Jorge. abrazo.

Mariela Laudecina dijo...

Es cierto Leo, es inevitable, lo jodido es cuando uno se queda prendado del pasado, (a mi me pasa) con personas y con situaciones y lo único que me genera es tristeza; no digo que hay que evitar la tristeza, pero a veces uno sabe donde se mete y aunque a veces no se es consciente, de igual manera se puede elegir. Creo que soy nostálgica por naturaleza, y bienvenida sea, pero me gustaría aprender a manejarla, como para no sufrirla sino más bien, disfrutarla, que de hecho lo hago, no obstante en ocasiones no sucede eso, pero en fin, creo que sabés de lo que hablo.
abrazo de invierno.

Mariela Laudecina dijo...

Nos quedan las elecciones Leo...

Leo Mercado dijo...

Jajajajaja. Sí, nos quedan las elecciones. De cualquier manera, creo que son los fragmentos de historia (de nuestra historia) los que se prendan al pasado. Nosotros seguimos, avanzamos, y en la medida de esa prenda, y como si se tratara de una especie de resorte, volvemos más o menos.
En fin. Dejaste un texto hermoso en mi blog, y ahora te jodés, porque quiero tus "Ciruelas". Jajajaja.
Abrazo.